ALT_IMG

Quién soy

Arquitecto con inquietudes en el mundo de las nuevas tecnologías. Una visión de la profesión desde dentro y en tiempos difíciles... Leer más...

ALT_IMG

Qué me gusta

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat Readmore..

Alt img

Qué hago

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat Readmore...

ALT_IMG

Mi trayectoria

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat Readmore...

ALT_IMG

Cómo contactar conmigo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat Readmore...

domingo, 27 de abril de 2014

La fuerza de la voluntad: la sordera de Beethoven y la ceguera de Borges

1 comentarios
Mi abuelo era un artista. Le tocó vivir una difícil época y sacó adelante a una familia numerosa en un entorno donde sólo cabían dos posibilidades: o eras muy rico, o por el contrario, extremadamente pobre. Señoritos andaluces y sirvientes. Lo hemos visto, llevado al extremo, en Los Santos Inocentes, obra de Delibes llevada al cine de manera magistral por Mario Camus, en 1984.

Mi abuelo decía que la herramienta más perfecta que existe es la mano del hombre. Estuve - y sigo- de acuerdo. Yo añado: la fuerza más poderosa que existe es, sin ninguna duda, la voluntad del hombre. Cuando él decidió que debía abandonar su tierra para buscar una nueva vida que le permitiera salir adelante a él y a su familia, fue su determinación lo que le empujó a no fracasar en el intento.


Yo quiero bailar!

Hace unos días se cumplió un año desde que estallaran dos artefactos durante la maratón de Boston, en la que cuatro personas perdieron la vida y muchas otras sufrieron importantes amputaciones. Entre estas últimas, una joven bailarina, Adrianne Haslet-Davis, a quien el pasado 19 de marzo se pudo ver bailando de nuevo una breve rumba junto a su pareja de baile.
Haslet-Davies conoció, tras su lamentable tragedia, a Hugh Herr, director del Grupo de Medicina Biomédica del MIT, quien ha hecho posible que Adrianne volviera a bailar tan sólo un año después del atentado que le costó la amputación de su pierna!

Adrianne Haslet-Davis

Sin duda la ciencia le ha devuelto la posibilidad de seguir cumpliendo su sueño de bailar, pero han sido sus ganas, su pasión por mirar sólo hacia delante, lo que ha obrado el milagro.


La sordera de Beethoven


La Arquitectura es una música de piedras y la música, una arquitectura de sonidos

Beethoven

Es una de las más célebres frases de Ludwig van Beethoven, el genial compositor alemán. Uno de los más célebres de la historia de la música clásica. Para algunos fue el primer músico Romántico, que tuvo clara su condición de artista que se debe únicamente a su arte y no se somete a los deseos de los poderosos: rechazó trabajar para la nobleza, a diferencia que casi todos sus contemporáneos y los que los precedieron.

A partir de 1796 se fue quedando sordo progresivamente. Lo peor que le puede pasar a un músico. Lejos de acobardarse por su desgracia, intentó seguir componiendo, ayudándose de instrumentos de la época, como cuernos de gran tamaño ( no, no existía el sonotone). No es mi intención banalizar el sufrimiento que su enfermedad le debió ocasionar; es sabido que en la correspondencia que mantenía con sus hermanos manifestaba sus pensamientos suicidas. Lo cierto es que Beethoven siguió componiendo música, y su sordera aumentando, hasta el punto que se convirtió en una incapacidad auditiva total, que le obligaba a comunicarse con los demás mediante cuadernos.

quinta sinfonía de Beethoven
Durante la primera etapa de su sordera, Beethoven adaptó el estilo de su música, mostrando una mayor profusión de tonos medios y bajos, notas que podía escuchar con mayor facilidad, a diferencia de los tonos agudos. Una de sus obras cumbre, la Quinta sinfonía, fue compuesta durante esta época. Comienza con un motivo de cuatro notas, repetido dos veces, representando el destino final del hombre, el célebre "ta-ta-ta-chan". En un vistazo a su partitura se puede apreciar la matemática de esta composición, casi como un ritmo de columnas en un templo. Está presente de forma cíclica durante toda la obra.

Pero su momento más sublime fue cuando, aquejado ya de una sordera aguda que había reducido su mundo a una vaga fuga de movimientos secos, y gracias a su enorme talento musical, consigue componer una pieza de inigualable maestría, entre 1818 y 1824, la Novena Sinfonía.

Durante su estreno, el compositor tuvo que ser asistido para dirigir la orquesta y al acabar, incapaz de oír la ovación que el auditorio le dedicaba, le tuvieron que avisar para que se diera la vuelta. Al ver al público en pie aplaudiendo y no poder oír nada de todo aquello, rompió a llorar.


La ceguera de Borges


Nadie rebaje a lágrima o reproche
Esta declaración de la maestría
De Dios que con magnífica ironía
Me dio a la vez los libros y la noche

Jorge Luis Borges, imprescindible escritor y poeta argentino, uno de los más destacados autores de la literatura del siglo XX. Erudito inigualable, siempre se manifestó más orgulloso de lo que había leído que de lo que había escrito.

Borges

El anterior Poema de los Dones condensa su angustia por haber recibido a la vez dos dones simultáneos y contrapuestos: en 1955 le nombran director de la Biblioteca Nacional de la República Argentina y, paralelamente, toma conciencia de que debe abstenerse por completo de leer y escribir, debido a su cada vez más irreversible ceguera. Imagino lo que debe sentir alguien para quien la literatura lo era todo, rodeado de aquellos incunables sin poderlos leer. Borges sentía tal pasión por las letras que, siendo consciente de lo que se perdía en las traducciones, no dudaba en aprender un idioma únicamente para poder leer a un autor en su lengua.

Su ceguera, de igual modo que la sordera de Beethoven, fue gradual. Desde 1955 se ve obligado al uso del bastón. Curiosamente, tanto su padre como su abuelo habían muerto ciegos. Junto a los espejos y los laberintos, la ceguera se convirtió en una constante en su obra. Aunque, y aquí viene el punto en común con los dos anteriores parágrafos, Borges no vivió su ceguera como una tragedia, desgracia o frustración, bien al contrario, como una puerta abierta a la posibilidad de profundizar en su mundo interior, desde donde emanaba su arte. Para Borges la ceguera no era una discapacidad, dino que lo vivió y lo entendió como una capacidad diferente, distinta, que le permitía ver el mundo de manera distinta.

Su obra está plagada de referencias a esta particularidad, pero destacaría su confesión el La rosa profunda:
<<Al recorrer las páginas de este libro advierto con algún desagrado que la ceguera ocupa un lugar plañidero que no ocupa en mi vida. La ceguera es una clausura pero también es una liberación, una soledad propicia a las invenciones, una llave, un álgebra>>



Fue Truman Capote quien dijo, en Música para camaleones: <<cuando Dios le da a uno un don, también le da un látigo. Y ese látigo es únicamente para autoflagelarse.>>. Puede ser que a los que recibieron ese premio divino, cualquier contratiempo no les ha de servir sino para aferrarse más fuertemente a su música, a su arte, consiguiendo que los simples mortales de aquí abajo tengamos que cerrar un poco más los ojos para que su deslumbrante brillo no nos ciegue aún más.
Seguir leyendo →
martes, 18 de febrero de 2014

¿Disparate en la cripta de la colonia Güell?

0 comentarios
En Santa Coloma de Cervelló, a muy pocos kilómetros de Barcelona, se encuentra la iglesia de la Colonia Güell, considerada obra maestra de Gaudí.

interior de la Cripta de la colonia Güell, Gaudí

El 4 de Octubre de 1908 se coloca la primera piedra de lo que sería la cripta de la Colonia Güell. Unos años antes, Eusebi Güell encarga a su protegido una iglesia para que los obreros de su fábrica textil pudiesen celebrar oficios religiosos.

maqueta de la Cripta de la colonia Güell, Gaudí
Gaudí concibió una maqueta estéreo-funicular como un sistema de determinación de formas intrínsecamente estables. Se presume que, aunque este sistema ya era conocido, no se había utilizado para diseñar edificio alguno, hasta que el propio Gaudí proyectara la Cripta. Para él, la maqueta era un instrumento, un método de comprobar la estabilidad del edificio antes de construirlo.
La Cripta serviría como ensayo al arquitecto para sus diseños posteriores en relación a su obra maestra, la Sagrada Família. Como ésta, también la Cripta de la colonia Güell quedaría inacabada. El caso es que Güell decidió dejar de subvencionar las obras y Gaudí decidió techar y darlas por finalizadas. En total estuvo desde 1898 hasta 1914 trabajando en ella.


Primeras intervenciones


En 1969, el capellán de la iglesia, asesorado por el arquitecto Joan Bassegoda, gran conocedor de la obra Gaudiniana, realiza el empedrado de todo el entorno de la iglesia. Estos trabajos han quedado definitivamente revocados en la última y polémica restauración que se realizó desde 1999 y cuyas obras finalizaron en 2004.
intervenciones en la Cripta de la colonia Güell, Gaudí


La restauración de la polémica


dibujo original de la cripta de la colonia Güell, Gaudí
En 2004 se hace público el manifiesto promovido por la Plataforma Disparate en la Colonia Güell, en el que nombres de reconocido prestigio como Antoni Tàpies, Ricardo Bofill, Perejaume, Juan José Lahuerta, Carme Pinós, Benedetta Tagliabue, Xavier Rubert de Ventós o Beth Galí, entre otros muchos, se quejan en que el espíritu de esta intervención entra en conflicto con lo que debería significar una actuación en una obra considerada patrimonio de la humanidad, haciendo gala de una prepotencia que se materializa en el uso de soluciones y materiales ajenos al espíritu Gaudiniano, queriendo incluso rivalizar con éste o pretendiendo ponerse a su altura, sugiriendo que el año de la restauración es el año en que se "acaban" las obras de la Cripta. Esto último es considerado el mayor disparate y se hace patente en el hecho que el equipo de arquitectos encargados de la restauración haya situado un monolito con las fechas de inicio y la fecha de finalización de la la restauración, seguidas de la palabra Amén.


La defensa de los restauradores


El arquitecto al frente del equipo que dirigió los trabajos es Antonio González Moreno-Navarro, junto a su hermano Josep Lluís y Albert Casals.
Antonio González era en aquel momento jefe del servicio de Patrimonio de la diputación de Barcelona, y fundamenta su defensa en un punto de vista científico. Según Josep Lluís "se puede hacer algo muy discretito, que era algo que estuvimos barajando, pero al final llegamos a la conclusión de que en un edificio de Gaudí no podíamos poner un pavimento de azotea. Había que darle cierta dignidad. Por eso colocamos una piedra natural que no imita a Gaudí, pero tampoco entra en contradicción con él, y todo el remate del muro, que había que tapar, porque si no, el agua entraría, se ha cubierto de basalto..."
O también "Pero no hay que olvidar que una cosa es tener la responsabilidad de que aquello funcione y otra opinar desde fuera".

planta de la Cripta de la colonia Güell, Gaudí
Lo que se hizo fue desmontar los elementos añadidos en la intervención previa, supervisada por Bassegoda, planteando una nueva cubierta que recogía las trazas de las esperas dejadas por Gaudí para recibir la estructura de la iglesia, en caso que ésta se hubiera continuado. El resto de elementos, incluyendo el pórtico del acceso y la rampa ideada por Gaudí para ascender de nivel,  se cubrió con chapa de zinc. Para acceder a esta nueva cubierta se habilitó un nuevo acceso mediante un peldañeado de piedra natural.


El manifiesto de la controversia


Los autores del manifiesto llegaron a solicitar al alcalde de Santa Coloma de Cervelló la paralización de las obras, abriendo un debate acerca de la conveniencia o no de aproximarse a una obra como ésta de una manera valiente y, digamos, sin ocultar el propio yo del restaurador, contra una actitud anónima que, si bien no desea "inventar" lo que haría el genio, se mantiene al margen en un ejercicio de contención, únicamente entendiendo la intervención como un bien necesario para la conservación del monumento.
En este sentido, la Cripta no es la única obra de Gaudí a la que persigue la polémica. Recordemos también los casos del Parque Güell, con la utilización de determinado tipo de cerámica en el trencadís del banco perimetral de la plaza, o el auditorio habilitado en el sótano de la Pedrera. Aunque sin duda, la obra más polémica sea la continuación de la Sagrada Família: ¿no es también un tremendo alarde de prepotencia suponer cómo sería el templo si lo acabara el propio Gaudí?

detalles de la restauración de la Cripta Gaudí (I)

detalles de la restauración de la Cripta Gaudí (II)

detalles de la restauración de la Cripta Gaudí (III)


En cualquier caso, juzguen ustedes mismos. ¿Es realmente un disparate la restauración de la Cripta de la Colonia Güell? ¿Se han extralimitado los arquitectos en su cometido?¿Ven ustedes indicios de buscar relevancia con esta obra? ¿Desvirtúa esta intervención el espíritu del monumento, como apuntaban los del manifiesto?
Hombre, pues yo creo que un poco, si... De igual modo a como Viollet-le-Duc intervenía en Notre-Dame o en Carcassone, buscando probablemente más una reinterpretación o una mejora del edificio original, en lugar de únicamente resolver a nivel técnico, intentando restituir el estado original, aquí se ha contrapuesto una estética muy marcada al aspecto humilde del edificio proyectado por Gaudí, buscando un contraste, huyendo de la imitación.

A diferencia de Viollet-le-Duc, John Ruskin, contemporáneo suyo, era de la opinión que los edificios nacen, viven y mueren. Cualquier restauración del mismo, más allá de una operación de conservación para evitar la ruina, supone un acto de vandalismo y destrucción del monumento. Así lo dejó plasmado en su libro Las siete lámparas de la arquitectura.

Posteriormente, ya en 1931, se publica la Carta de Atenas. En ella, Camilo Boito, considerado el padre de la restauración científica o moderna, aboga por la coexistencia de los diferentes períodos, diferenciando claramente lo antiguo y el añadido moderno, eliminando los falsos históricos.

Son dos maneras de entender el problema: una corriente que plantea la reconstrucción, la intervención estilística, queriendo terminar la obra inacabada, contra una idea de conservación mediante el respeto al mensaje histórico, actuando únicamente para la consolidación y reparación.


Seguir leyendo →
jueves, 9 de enero de 2014

Principios de Peter y Dilbert, o el verdadero motivo del ascenso

1 comentarios

Laurence J. Peter nació en 1919 en Vancúver. Dedicó su vida a la pedagogía, trabajando como maestro y llegando a Doctor por la Universidad Estatal de Washington. Trabajó con niños aquejados de trastornos emocionales, llegando a ser catedrático de ciencias de la educación en la Universidad del Sur de California, aunque la fama le llegó con la publicación, en 1969 del libro El Principio de Peter.


El principio de Peter


En el libro, J. Peter desarrolla la siguiente teoría: Aquellas personas que realizan su trabajo de manera satisfactoria y dando muestras de competencia, son promovidas a puestos de mayor responsabilidad, hasta que alcanzan su máximo nivel de incompetencia.
Se conoce como principio de Peter o principio de incompetencia de Peter. Para realizar su estudio, L. J. Peter analizó cientos de casos de incompetencia en organizaciones en que el peso del trabajo era realizado por la masa obrera, que, a diferencia de sus superiores jerárquicos, sí desempeñaba su trabajo con competencia. Tras un proceso de ascenso, según este principio, todo trabajador se vuelve necesariamente incompetente al enfrentar una responsabilidad para la cual no está preparado:
Cuando era pequeño se me decía: “Peter, cuanto más sepas, más lejos llegarás.” Así, pues, continué estudiando hasta graduarme y, luego, entré en el mundo aferrado firmemente a estas ideas y a mi nuevo título académico. Durante mi primer año de enseñanza, me sorprendió descubrir que numerosos maestros, directores de escuelas, inspectores e interventores parecían ser indiferentes a sus responsabilidades profesionales e incompetentes para el cumplimiento de sus obligaciones. Por ejemplo, la preocupación principal de mi director era que todas las persianas se hallaran al mismo nivel, que hubiera silencio en las aulas y que nadie pisara ni se acercara a los rosales.

Como muestra, un ejemplo extraído del libro: Fulanito es aprendiz de mecánico que desarrolla su labor con eficiencia, por lo que sus superiores lo ascienden a mecánico especialista, puesto en que brilla, desempeñando una magnífica labor. El problema llega cuando es ascendido de nuevo, esta vez a encargado. Fulanito descuida sus labores, ya que lo que verdaderamente le gusta es ser mecánico, así que se dedica a entorpecer el trabajo de otros, que se quedan mirando cómo él soluciona las averías. Como consecuencia, el taller se sume en el caos.

El principio de Peter lleva implícita una crítica a los sistemas muy jerarquizados. En los sistemas piramidales, los problemas se harán más evidentes que en otros más horizontales. La conclusión es que todo puesto tenderá a ser ocupado por empleados incompetentes para su desempeño, mientras que el trabajo es realizado por empleados que no han alcanzado aún su máximo nivel de incompetencia.


El Principio de Dilbert



Una visión un tanto diferente, aunque igualmente devastadora, de la organización jerarquizada en el mundo laboral la condensa Scott Adams, en su tira cómica Dilbert. En un artículo publicado en 1996 en el Wall Street Journal, Adams afirma que las compañías tienen la tendencia de ascender por sistema a aquellos empleados con menor competencia a cargos directivos, limitando así el daño que son capaces de provocar, y dejando que los más competentes sustenten el grueso del ejercicio productivo.
Así, según este principio, antes que los peores empleados afecten a los niveles de calidad o de producción, se les asciende. De esa manera, los puestos superiores de esa organización tienen poca relevancia en la producción real, que es soportada por aquellos trabajadores que ocupan los puestos más bajos en la escala.

Para todo aquel que haya estado algún tiempo inmerso en una estructura como las descritas, es innegable que no son teorías de cómic. Ambos casos se dan, con frecuencia una desastrosa combinación de ambos. Y lo mejor de todo este asunto es que, en una situación de crisis como la actual, cuando se han de plantear recortes es raro que se den en la punta de la pirámide, lo que redunda en la pérdida de productividad, afectando a los curritos de turno.

Pero no perdamos la fe, damas y caballeros. No desfallezcamos! Este es el año de la recuperación y los brotes verdes... o tal vez no.


Fuentes: El principio de incompetencia de Peter, managersmagazine

Seguir leyendo →
jueves, 12 de diciembre de 2013

Fiascos arquitectónicos: los peligros del efecto Guggenheim

2 comentarios


¿Puede un edificio colocar a una ciudad en el mapa? Tal parece que sucedió con el archidifundido museo de titanio.

Los datos ponen de manifiesto lo acertado del negocio que para Bilbao supuso el fichaje del afamado Frank Gehry: con un coste de 126,5 millones de euros, sumando los casi 33 millones de la colección permanente, el Guggenheim ( según datos de la administración) ha generado casi 1.200 empleos desde entonces, un PIB de 1.750 millones y ha hecho ingresar a la Hacienda vizcaína cerca de 280 millones en concepto de gasto realizado por los visitantes.

La parte que no se cuantifica fácilmente es la de poner cara y ojos a una ciudad. ¿Quién conocía Bilbao fuera de España antes? Bueno, pues eso es lo que en 2.006 pensaban muchos alcaldes de España. Soñaban con construir su edificio estrella, su propio Guggenheim.

Entre ellos el de Sevilla en aquel momento, Alfredo Sánchez, que se fotografió en el balcón del Ayuntamiento junto a nada más y nada menos que .... Sir Norman Foster, Arata Isozaki, Jean Nouvel y Guillermo Vázquez Consuegra. Iban a participar en un ambicioso proyecto de nuevo barrio en solares que se repartieron los bancos ( ¿..os suena la historia?)


De toda aquella grandilocuencia y parafernalia en proyectos, la gran mayoría, vaya, casi todos, se quedaron en eso. En proyectos. Y de los que se llegaron a construir, la mayoría con enormes problemas para finalizar las obras y con exagerados sobrecostes.

Claro, que todo esto es parte de una concepción del urbanismo, de la ciudad y de la profesión radicalmente alejada de aquella que debería ser, o, almenos, que nos enseñaron que debería ser: la arquitectura al servicio del hombre, del ciudadano, en contraposición a una cultura del pelotazo, a una gran burbuja que se gestaba paralelamente a la del tocho, que era la de las grandes operaciones que promovían los alcaldes con aspiraciones, despreciando a los profesionales autóctonos en pos de la figura mediática.

En este sentido, recomiendo la lectura de La arquitectura del poder, de Deyan Sudjik, en que nos cuenta cómo desde siempre ha existido una obsesión arquitectónica de primeros ministros, presidentes, dictadores, magnates y personajes poderosos y del endiosamiento de los arquitectos estrella que se han puesto a su servicio sin ningún tipo de pudor.

Todo ello, unido a recientes inauguraciones en la ciudad de Barcelona, me ha hecho pensar en aquellos casos sonados en que edificios que prometían grandes alegrías a sus promotores o impulsores se convirtieron en molestos dolores de cabeza.

He reunido algunos casos que siempre me han llamado la atención, y su interés no radica siempre en establecer un paralelismo con el caso que abre el artículo, sino que hay diferentes puntos que han despertado mi interés. Ahí va... 



Puente de la Constitución, Venecia

Arquitecto: Santiago Calatrava

Qué decir de Santiago Calatrava? El ingeniero-arquitecto-niño prodigio de los auditorios sin acústica, de los escenarios que se inundan, cuando no se hunden directamente; sobrecostes de hasta cuatro veces el valor inicial, puentes que se retuercen por efecto del viento...
En la foto, con algunos amigos.
El Puente de la constitución era el primero que se construía en Venecia desde hacía 70 años. Y qué caro les ha salido. Las autoridades judiciales italianas reclaman casi 4 millones de euros a Calatrava en concepto de compensación por daños originados por errores del diseño y fallos en la ejecución de las obras.
El presupuesto inicial de 3,8 millones de euros se incrementó hasta los algo más de 11 millones.
Además, el puente adolece de deficiencias en la accesibilidad para personas con movilidad reducida.


Ciudad de la cultura, Santiago de Compostela

Arquitecto: Peter Eisenman


El sueño de Fraga se materializa en el monte Gaiás, a casi dos kilómetros del casco urbano de Santiago. En 2001 se coloca la primera piedra de lo que sería la Ciudad de la cultura, compuesta por una hemeroteca, la Biblioteca de Galicia, un teatro de la música, un edificio de nuevas tecnologías, otro de servicios centrales y un museo de Historia de Galicia. Tenía que costar 108 millones, y su plazo de ejecución sería de tres años.
Pues bien, a dia de hoy ya se han invertido más de 400 millones de euros en sólo cuatro edificios de los seis previstos.
Se habla de desproporción, con una biblioteca para un millón de volúmenes; más grande que la nacional de Berlín. Se habla de delirios de grandeza, del Sr. Fraga y del arquitecto, Eisenman, con una concepción de la arquitectura como espectáculo al servicio del poder: un verdadero monumento al despropósito.

Nous Encants, Barcelona


Arquitecto: Fermín Vázquez, b720

El fantasma del fiasco amenaza la penúltima gran actuación en la ciudad de las Olimpíadas del 92. ¿Es necesario este sobreesfuerzo de dignificación formal de lo que no dejará de ser un mercado de ocasión al aire libre?
El edificio ya ha sido utilizado como excusa por los partidos políticos para tirarse los trastos en el consistorio: la oposición pide ceses por las persistentes goteras en su cubierta de inspiración fractal.

En fin, podría citar algunos ejemplos más, como el Centro de congresos de Rem Koolhas, tras haber vilipendiado ya 10 millones de euros, o el nonato edificio para Biblioteca en Sevilla proyectado por Zaha Hadid, después de haber invertido 4 millones de euros, pero creo que ya es suficiente por hoy. ¿No creen ustedes?
Seguir leyendo →
martes, 29 de octubre de 2013

¿Cuánto tiene que costar un CEE?

2 comentarios
Bueno bonito barato, oigan... que me los quitan de las manos!


Hace ya cinco meses desde que se publicó el RD 235/2013 en que se aprobó el procedimiento para la Certificación energética de edificios existentes. Desde entonces, son muchos los caminos en que la picaresca, tan nuestra, tan arraigada, se ha desplegado en forma de múltiples e imaginativas fórmulas publicitarias para captar una parte del pastel que se ofrecía a técnicos ( arquitectos entre ellos) y otros oportunistas.

Desde cupones en conocidas plataformas de descuentos en Internet, pasando por certificados regalados comprando muebles en conocidas tiendas de bricolaje, plataformas de expertos que cobran comisiones por poner en contacto al usuario final con el técnico más adecuado en su zona, otro tipo de expertos formadores que ofrecen cursos para formar a nuevos expertos a su vez, hasta anuncios de google con precios irrisorios para pensar que alguien que se supone con la titulación adecuada y la formación pueda dedicar al menos cuatro horas de su tiempo en visitar el inmueble, tomar los datos, redactar el certificado y tramitar posteriormente la etiqueta. Esta persona, además, ha de contar con seguro de responsabilidad civil, colegiación en regla...

Y la última, lo que ya clama al cielo, algunos que ofertan el Certificado a precios inmejorables, siempre que el propio interesado rellene un cuestionario con la recogida de datos in situ... es decir, que ya ni siquiera visitarán la vivienda!!

¿Qué es la Certificación energética?


Y bien, esto de la certificación, qué narices es? Es una oportunidad realmente o bien es oportunismo?

Necesidad de evaluar la eficiencia energética

Realmente, la iniciativa, en la que España estaba a la cola de la Unión Europea ( lo que nos ha costado incluso sanciones) es tan interesante como que puede suponer el espaldarazo que el mercado de la construcción necesita para iniciar una recuperación centrada en la rehabilitación energética. El dato fundamental es que para cumplir con las directrices de la UE, se debería rehabilitar unas 400.000 viviendas al año, a fin de aumentar su eficiencia energética y, en consecuencia, el consumo en energía, que sólo en vivienda supone un 18% de todo el consumo energético en nuestro país.

Aquí podéis leer un artículo con algunas claves sobre lo que la evaluación de la eficiencia energética de los edificios existentes supone para llevar a cabo esta encomiable labor.

Además, se prevé que, en un futuro no muy lejano, las compañías de suministro de energía puedan "premiar" a aquellos inmuebles cuyos índices de consumo, emisiones de CO2, en definitiva, cuya eficiencia energética sea más alta.

¿Qué está pasando?


Todo esto que explico ya se podía leer en este artículo del diario cinco días  muy pocos días después de publicarse el decreto. Vaya, que no es nada nuevo.
Lo que sí es nuevo ( al menos para mí) es ver con tristeza como se banaliza una iniciativa en la que algunos sí creímos y era que, efectivamente, como el Ministerio se hartó de explicar por activa y por pasiva, la certificación energética de la edificación, de igual modo que en electrodomésticos, automóviles, etc. ya servía para dar un añadido de calidad al producto final, estableciendo un elemento de juicio objetivo que usuarios, propietarios y arrendatarios pudieran en un futuro próximo utilizar como una manera de evaluar y comparar inmuebles de semejantes características.

Y es que, desgraciadamente, la lucha de precios ha derivado en que unos pocos listos con medios de controlar el mercado han bajado tanto los ídem que se hace imposible competir. El usuario que está obligado a solicitar un Certificado de eficiencia no ve que es un documento importante y necesario para él, sino que lo ve como otra imposición punitiva más por la que debe rascarse el bolsillo, otro "papelito" y en consecuencia, busca quien le resuelva la papeleta y sobretodo, que le cueste lo menos posible.
Ahí es donde los que se aprovechan de esta situación copan un mercado que está quemado ya desde su inicio, arrasado por definición.

Conclusión


No se puede hacer un buen CEE por 60€!!! No, es imposible. Bueno, sí se puede, haciéndolo mal... no dedicando el tiempo y el esfuerzo necesario para introducir valores reales de la vivienda, derivando en una calificación errónea, resultado de valores por defecto que los programas informáticos asignan ante el desconocimiento del técnico.

De las consecuencias económicas que esto tenga para el propietario, para los usuarios, para el medio ambiente... sólo el tiempo lo dirá.
Seguir leyendo →
lunes, 14 de octubre de 2013

La agonía del arquitecto

2 comentarios
Un 71% de los Arquitectos se encuentra en situación de precariedad. Irreversible?

la agonía del arquitecto



Hace unos días el SARQ ha publicado en su blog el III Estudio laboral sobre el sector de la Arquitectura. En este estudio se analiza la situación laboral de una muestra de 927 arquitectos encuestados online, quienes, de manera voluntaria, han accedido a participar, informados a través de las redes sociales. Entre ellos los hay colegiados y no colegiados, con lo que el resultado de la encuesta contempla también al sector más desfavorecido de nuestro colectivo.
El SARQ es el Sindicato de Arquitectos de España, nacido con la voluntad de defender nuestros derechos laborales. Está compuesto por voluntarios y es independiente de los colegios profesionales.

Pues bien, el estudio dibuja el panorama desolador que la crisis del sector de la construcción ha sembrado en este país, junto con algunos vicios que el propio sistema había engendrado, como por ejemplo, la figura del falso autónomo, la falta de convenio propio de la profesión o la última perla que nuestros amables y doctos gobernantes nos han regalado, la Ley de Servicios Profesionales, o LSP, que pretende desregularizar el sector, permitiendo el acceso a la profesión a otros colectivos hasta ahora sin atribuciones en el ámbito propio del arquitecto.

Las cifras son demoledoras, algunos datos

  • El paro efectivo asciende al 50%. Un 30% admite estar en paro y el restante 20% son autónomos con ingresos prácticamente nulos. De todos ellos, el 34,3% lleva entre uno y tres años en esta situación.
  • La persistencia en el uso de la figura ilegal del falso autónomo ha dejado un 77% de arquitectos sin ningún tipo de prestación al quedarse sin trabajo.
  • En cuanto a salarios, el 68,4% del total de arquitectos en activo no llega al mínimo de 23.338,98€ brutos anuales del convenio. Sólo un 29% ingresa más de 1.000 € mensuales.


Salarios bajos

De los encuestados, casi el 50% declaró ingresos inferiores a 15.000€ anuales, decididamente inferiores a la media de los salarios medios en España, sin hablar del extranjero, donde esta cifra aumenta hasta los 22.186€
De igual modo, los que se hallan en activo han visto reducir sus salarios sustancialmente. Más de la mitad afirma que esta reducción se cifra en un 20%.


Persistencia de la crisis y fuga de cerebros

Desde el anterior estudio efectuado por el SARQ, se ha aumentado de un 7% a un 12% el porcentaje de arquitectos trabajando en países extranjeros, como Alemania, Reino Unido, Francia o bien países de latinoamérica como Chile, Perú o Colombia.

Cabe decir que el estudio es fruto de una encuesta estadística, y como tal hay que valorarlo, pero sin duda se acerca mucho a la realidad de un sector castigado en muchos frentes.... en vías de extinción?
Del mismo estudio se desprende que una parte importante de la profesión, empujada por la caída de la actividad, y por la precariedad laboral, se haya reciclado hacia otros sectores, aunque no sin dificultad. 

A modo de conclusión, ante esta situación de ruina total del sector, lo que parece inquebrantable es la voluntad de nuestro colectivo para reivindicar la singularidad de uno de los dos oficios más antiguos del mundo. La avalancha de cifras no debería mermar cualidades como la ilusión con la que cada día enfrentamos el entorno hostil que nos envuelve.


Y, por favor, señores ministros, déjennos en paz!!!

Saludos!







Seguir leyendo →
miércoles, 27 de marzo de 2013

La evolución natural del CAD: el BIM

0 comentarios
Hace ya unos años que se estandarizó el uso del CAD en los despachos de arquitectura, lo que supuso un indudable avance en la productividad de éstos: se pasó del uso del rotring, la escuadra y el cartabón a la delineación a través del computador. Y no nos olvidemos de la cuchilla de afeitar!

evolución de CAD a BIM

Los ordenadores eran caros y los programas de CAD ( Computer Aided Design) poco intuitivos, en consonancia con el sistema operativo que dominaba el mercado entonces: MS-DOS. La manera de volcar los diseños al papel mediante los primeros plotters de plumillas era lenta y ruidosa. Se solía dejar al trazador trabajando de noche, debido a la lentitud y a la incompatibilidad de su uso con un entorno de trabajo agradable.
A mi juicio, los principales avances del CAD consistían en:

  • facilidad de obtener un modelo informático a través del trabajo en un entorno virtual perfectamente definido en su geometría, que además se podía reproducir a diferentes escalas tantas veces como fuera necesario.
  • utilización de conceptos sencillos pero muy generales y potentes para definir la geometría: líneas, círculos, puntos. A esto se suma la facilidad del medio informático para aprovecharse de la repetición de los elementos existentes en la base de datos: los bloques o incluso la vinculación de archivos, mediante referencia externa, permitiendo el trabajo en equipo.
  • se desligaba la calidad de la representación gráfica de la pericia o habilidad técnica o artística del delineante, permitiendo aplicar diferentes valores de línea o acabados según se tratara de croquis básicos o de dibujos más elaborados, detalles constructivos o, más recientemente, renderizados fotorrealísticos en que se podría aplicar texturas, fondos personalizados, etc.
  • se permitía compartir la información con los diferentes proyectistas y colaboradores de manera rápida y efectiva, asegurando que el modelo utilizado para el cálculo de estructuras, instalaciones, era único y se podía modificar o corregir según los inputs de estos colaboradores.
  • estandarización de formatos para facilitar la integración con bases topográficas, de urbanización, o de condiciones de entorno.

Todo esto fue avanzando, como ya sabemos, aunque había algo que no cambiaba: recuerdo que un profesor de estructuras nos comentaba cómo cada tres años tenía que cambiar su ordenador. Cada vez que lo hacía compraba lo último en estaciones de trabajo CAD y cada vez le costaba lo mismo, trescientas mil pesetas!

Pues bien, tras innumerables cambios en sistemas operativos, tecnologías informáticas, tarjetas gráficas, impresoras de gran formato de inyección de tinta ( muy silenciosas, por cierto) hoy el modelo productivo de los despachos se debe replantear de nuevo, debido a la imparable implantación del BIM.
Creo firmemente que volveremos a vivir aquella revolución que supuso la llegada del CAD y que los que quieran mirar hacia otro lado se quedarán tan desfasados como entonces quedaron los que no quisieron adaptarse al inefable Autocad ( predominante, al menos en nuestro mercado).

¿Qué es el BIM ( Building Information Model)?


El BIM supone un avance respecto del CAD, ya que se pasa de un sistema en que se definen diferentes modelos que interactúan entre sí, pero sin una vinculación real ( por ejemplo, una planta y una fachada) a un sistema en que un único modelo virtual basado en objetos que condensa no sólo los parámetros geométricos del edificio, sino todos los que lo definen: materiales que lo componen, volumen que contiene, instalaciones, estructuras.

Se define un modelo informático del edificio a construir para poder extraer toda la información necesaria: mediciones, documentación técnica como memorias, pliegos de condiciones, cálculos de estructuras, de instalaciones, modelo energético para su certificación, cumplimiento de normativa técnica, etc.
Una vez que se tiene un objeto parametrizado, también se puede controlar la relación que éste guarda con el resto de los que componen el edificio. Así, el perímetro de una carpintería, será igual a la obertura que se deberá reservar en la fachada que la aloja.
El objeto BIM es una representación tridimensional de la futura construcción. Además, las herramientas BIM permiten generar fácilmente representaciones 2D: plantas, alzados y secciones, así como perspectivas con aspecto fotorrealístico.

¿Qué no es el BIM?


Existen programas que también asisten en la generación de modelos de edificios pero se orientan a obtener representaciones gráficas ( renders). No todos los programas en que se modela un edificio son aplicaciones BIM. En general no lo son aquellos que contengan objetos tridimensionales pero no la capacidad de contener atributos, sin un comportamiento paramétrico. En estos programas, si se modifica algún elemento del modelo en alguna de las representaciones que se extraen de él, el edificio virtual no se actualiza, a diferencia de las aplicaciones BIM

Interés de la tecnología BIM


En el modelo actual en que se desarrolla la industria de la construcción, en que la mano de obra no es la más cualificada, en que un contexto de aguda crisis del sector empuja a los profesionales a optimizar sus procesos productivos, en que se han ido sofisticando los edificios y las exigencias de confort, usabilidad, con la implantación de una normativa prestacional que cada vez impone más volumen de documentación al Proyectista, creo que puede tener futuro una tecnología cuya filosofía es la de "ensayar" el edificio virtualmente antes de su materialización, ya que ello redundará en la calidad y fiabilidad del proyecto de arquitectura, reduciendo los múltiples modelos parciales no interrelacionados entre sí, y reduciendo, en definitiva la posibilidad de error o de propiciar incoherencia documental.

Es cierto que la implantación de estos sistemas en los despachos de arquitectura requiere de una inversión en formación previa que aunque sea un buen momento debido a la escasez de encargos, por el mismo motivo puede no estar al alcance de todos.

Creo que habrá que estar muy atento a la evolución de estos programas y que, con el tiempo, será fundamental que nos formemos en su manejo. Cada vez son más los despachos de ingeniería asociada a la arquitectura que han adoptado las herramientas BIM como solución informática.

Dejo unos vídeos donde se explica los beneficios de los programas BIM frente al CAD:

Cad vs BIM en 1 minuto:


Cad vs BIM:



Edito este post para añadir un enlace a un artículo que me ha parecido interesante: Las nuevas formas de la arquitectura paramétrica
Seguir leyendo →
domingo, 10 de marzo de 2013

La representación de la arquitectura

0 comentarios
El desarrollo de la Arquitectura Catalana de los años 50 es deudor de una estética que se expresaba en el contrastado blanco y negro del fotógrafo Català-Roca

Català-Roca fotógrafo del Grupo R

Francesc Català-Roca, fotógrafo del Grupo R


En los años 50 se gestaba el Grupo R, compuesto por arquitectos como Coderch, Sostres, Moragas, Barba-Corsini, y unos jóvenes Oriol Bohigas y Josep Martorell, que más tarde, junto con Federico Correa, Alfons Milà y Antoni Bonet -entre otros- dieron paso a la escuela de Barcelona.
La principal motivación de sus componentes fue la de devolver la modernidad a la escena cultural, que vio su desarrollo interrumpido por la posguerra y el franquismo.
En la obra del grupo R se observa una unidad estilística que sorprende, dada la variada formación y procedencia de sus miembros. Ciertamente, un observador novel podría atribuir a un único arquitecto la autoría de las diferentes obras. Y en parte, esto se debe a la influyente plasticidad contenida en el objetivo de Català-Roca, que ejerció de fotógrafo de muchos de aquellos diseñadores.
Català-Roca escogía los encuadres, poniendo el acento en aquellos aspectos que más le interesaban. Es así como buena parte de la arquitectura de aquella época se puede leer según el canon interpretativo del propio fotógrafo.
Tanto es así, que se podría afirmar que la fotogenia de los proyectos de arquitectura fue un elemento decisivo en la búsqueda de la normalización del lenguaje de la modernidad. Algunas fuentes van más allá y afirman  que la arquitectura catalana más significativa de los años 50 y 60 fue en gran parte inspirada en los resultados fotográficos de Català-Roca, sentando las bases sobre las que se sustenta la actual arquitectura catalana.
De hecho, gran parte de su producción como fotógrafo, ya desde sus inicios, incorpora el factor humano como elemento de interés, dando origen, junto con Doisneau, al reportaje fotográfico.
Català-Roca editaba el negativo, suprimiendo elementos superfluos o que distraían de la composición en la presentación final, modificando el encuadre a fin de potenciar la plasticidad de las representaciones de la obra arquitectónica.

Algunos años antes ( sobre 1910), un maduro Frank Lloyd Wright, con algunas batallitas que contar, afrontaba una crisis personal, sintiendo que se encontraba en un impás en su carrera. Era bien conocido ya en Estados Unidos por el éxito de sus residencias unifamiliares, pero no tanto en Europa.
Para aquel entonces, Ernst Wasmuth, un editor de libros de arte Berlinés, contactó con él para proponerle la publicación de sus obras más significativas.
Wright se puso manos a la obra, encontrando una válvula de escape de su complicada situación personal en la posibilidad de viajar a Europa, iniciando la ardua tarea de organizar un catálogo de bocetos, croquis y dibujos de las obras más representativas de entre las cerca de 140 que para aquel entonces había construido. 
Se dedicó a ello en cuerpo y alma, supervisando personalmente la elaboración de los dibujos que se publicarían con el texto.
El libro llevaría el título "Ausgeführte Bauten und Entwürfe von Frank Lloyd Wright". Traducido, Proyectos y obra ejecutada... sería posteriormente conocido como "Wasmuth Portfolio".

Frank Lloyd Wright y el Wasmuth portfolio

En la elaboración de los dibujos para las litografías, Wright estuvo trabajando cerca de un año en Italia. Incluso Frank Lloyd Wright junior, quien poseía gran talento para el dibujo, estuvo colaborando en la elaboración de láminas para el Catálogo.
La Unity Church, junto con las Prairie houses causaron gran impacto en los colegas europeos de Wright.

Wasmuth Portfolio - Frank Lloyd Wright

Los dibujos coloreados que el arquitecto trajo de su estudio en Oak Park tuvieron que ser simplificados y transformados en trazados lineales y en dos tonos, dando lugar a las famosas perspectivas con planos en blanco y negro, de una enorme fuerza y expresividad.
En ocasiones se mezclaban plantas con perspectivas para explicar los proyectos, en que los arquitectos europeos descubrieron la riqueza de las relaciones espaciales en Frank Lloyd Wright.

Wasmuth Portfolio - Wright
Lo interesante del Wasmuth portfolio es que, contrariamente a los deseos de Wright, y debido a la imposibilidad de representar las obras en sus colores reales ( ladrillo, madera...) los dibujos que se publicaron impactaron doblemente en los arquitectos europeos, con Berlage y el pintor Theo Van Doesburg, pero también Gropius, Mies e incluso Le Corbusier un poco más tarde, alimentando un ideal de pureza y adhesión al racionalismo ( que seguramente Wright incluso despreciara, como manifestó más tarde en sus memorias).

Concretamente, para Mies Van der Rohe hubo un antes y un después del Wasmuth portfolio, acusando la influencia de las plantas de las prairie houses y los planos compositivos de Larkin y Unity:
[...] En ese momento tan crítico para nosotros, llegó a Berlín la exposición de la obra de Frank Lloyd Wrigh. La extensión de la exposición y la exhaustiva publicación de sus obras nos permitió familiarizarnos realmente con los logros de este arquitecto. El encuentro estaba destinado a tener un gran significado en la evolución europea. La obra de este gran arquitecto nos conducía a un mundo arquitectónico de inesperada fuerza y claridad lingüistica y de una desconcertante riqueza formal.[...]

Es interesante ver como la manera de representar la obra de Wright ayudó a forjar una imagen alterada que impactó en la vanguardia de la disciplina en europa, espoleando su imaginación.

Concluyendo, cabe hacer la reflexión de si la técnica de representación del objeto arquitectónico, ya sea la fotografía, mostrando el objeto existente, o cualquier técnica de dibujo, ha de ser invariablemente un mecanismo secundario  al margen del discurso proyectual o por el contrario, como demuestra la historia, se introduce como un factor más de tensión en el proceso de creación, influyendo muchas veces más allá de lo somos capaces de reconocer.

Me gustaría conocer vuestra opinión...
Seguir leyendo →
lunes, 18 de febrero de 2013

Visita de Obra: problemas con las instalaciones

2 comentarios
Hoy es uno de esos días en que, no tocando visita de Obra "oficial", me he acercado por la oficina a resolver algunas cuestiones y, ya que estaba allí, junto con el aparejador D.E.O. nos hemos dado una vuelta, en plan policía. Ante la insistencia por parte del constructor de visitar una zona determinada, como buena D.F. hemos hecho justo lo contrario, y ¿ qué hemos visto? Amigo Sancho, desconfía tú de los tablones apoyados en la pared de manera sospechosa, porque debajo de ellos se oculta la última chapuza del constructor!! ( no viene en el Quijote, pero podría...)

Máquinas de clima sin silent-block Máquinas de clima ok

 

Máquinas de clima sobre silent-blocks

Pues sí, lo primero que hemos visto, no siendo grave, nos da una idea de un grado de chapucerismo ( ¿existe esta palabra?) nada desdeñable por parte del instalador. En lugar de los silent-blocks reglamentarios como soporte en cualquier máquina que pueda transmitir vibraciones a los elementos constructivos durante su funcionamiento ( correcto en la imagen de la derecha), se había colocado estas guías de pvc.

Problema con el conducto de climaProblema con el conducto de ventilación

Problemas con los conductos

Este es un caso que, si bien tiene una sencilla solución, indica una absoluta falta de rigor de la empresa instaladora.
El caso es que el albañal horizontal que recoge las aguas de cubierta y se desvía colgado por el techo de la vivienda de la última planta se cruza con dos conductos: el de impulsión de clima ( foto superior) y el de ventilación por CTE DB-HS .
Nosotros, que somos muy confiados, pensamos que no tiene nada que ver que se tratase de una visita fuera de programación para que hayamos podido fotografiar la obra de arte, no... Seguramente el operario con afinidad hacia la doctrina Salomónica ( o su inmediato superior con demasiadas presiones para efectuar los trabajos en plazo y poco tiempo para cumplirlo) lo habían dejado así de forma provisional y con la intención de corregirlo inmediatamente...
Y alguno dirá: eso es achacable a una falta de previsión del Proyecto, y podría estar en lo cierto ( aunque no es el caso, os lo aseguro).


En cualquier caso, cuando en visita de obra ves algo así, se te ocurren dos cosas:
  • Primero, quien ha materializado la solución ( o lo ha ordenado) no debería seguir en la obra.
  • Segundo, teniendo en cuenta que esto lo hemos visto porque probablemente no les había dado tiempo a taparlo convenientemente, qué más "regalitos" nos tendrán guardados tras los trasdosados...
Os cuento la solución. Lógicamente, se dio orden de bajar los conductos, aunque para ello hubo que bajar también el del distribuidor contiguo, ya que ambas boquillas impulsaban en la misma estancia: más caro para el instalador y mayor retraso en la finalización de los trabajos.
Recordáis lo de " la feina ben feta..."? Pues eso! 
Qué podría pasar cuando estas viviendas se habiten ( ese es otro debate, jeje..) y no les funcione bien la climatización? Si se hacen catas y se descubre esto, la responsabilidad recaerá en la DF y no en quien lo "perpetró".
En fin, cosas veredes Sancho... Recordáis alguna experiencia similar? Os animo a que las compartáis en los comentarios!! Saludos.

Seguir leyendo →
viernes, 8 de febrero de 2013

El libro de órdenes y asistencias en obra

10 comentarios

Se acaba la obra: nervios, prisas... oh! el libro! Dónde está? Aquí! Vaya... está en blanco!!!

libro de ordenes y asistencias
La LOE otorga al Arquitecto director de obra la responsabilidad por la fidelidad de la obra conforme al proyecto, en aquellos aspectos de carácter esencial y no secundarios o atribuibles al Director de ejecución de la obra.
En el apartado 2c del artículo 12, habla de las obligaciones del Arquitecto:
...deberá...

Resolver las contingencias que se produzcan en la obra y consignar en el Libro de Órdenes y Asistencias las instrucciones precisas para la correcta interpretación del proyecto

Para ello, existe desde hace ya tiempo un mecanismo –un tanto rudimentario, en la era de las autopistas de la información, todo hay que decirlo- mediante el cual se asegura que la obra se ha construido siguiendo las prescripciones del Proyecto. Pero, qué pasa cuando hay pequeños ajustes de obra, o imprevistos, o se observan deficiencias en la ejecución? Ahí es donde aparece el libro de órdenes.

Qué es el libro de órdenes y Asistencias?

El Libro de Órdenes y Asistencias fue implantado por el artículo 4 del Decreto 462/1971, que estableció su obligatoriedad para las obras de promoción privada, debiéndose reflejar en ellos todas las incidencias, órdenes y asistencias que el técnico director apreciase durante el desarrollo de la obra. La Orden Ministerial de 9 de Junio de 1971, por la que se dictan las normas sobre el libro de órdenes e incidencias en las obras de edificación establece los requisitos del mismo disponiendo su presentación al finalizar las obras, junto con el certificado final de obra.
El libro de Órdenes visado constituye una garantía para el Arquitecto de que cualquier modificación o decisión en obra, se ha recibido por parte del constructor, ha sido visada por el colegio y el promotor ha sido advertido.
Su importancia es clave ante una posible reclamación futura, ya que, ante un juez, el libro de órdenes se constituye en prueba escrita válida.

Procedimiento a seguir

Para que sea efectivo, el libro de órdenes se deberá rellenar con aquellas instrucciones claras y concisas dirigidas al constructor, aportando croquis y/o planos de detalles, si fuera necesario. El constructor, o su representante, deberá firmar el “enterado

Deber de vigilancia

Dentro del deber de vigilancia que incumbe al director de Obra, se deberá comprobar que aquellas instrucciones que se han consignado en el libro, se cumplan por parte del constructor. De no ser así, el Arquitecto podría incurrir en responsabilidades no deseadas.

Práctica real

Lamentablemente, la realidad es que muchas veces se deja para el final el libro de órdenes, haciendo memoria de aquellos aspectos más importantes que se recuerden. Esta práctica es incorrecta. El Libro ha de permanecer, obligatoriamente, en Obra y a disposición de los técnicos.
Conozco incluso Arquitectos que, a falta de incidencias, apunta algo así como:
durante la visita en Obra de dia xx se observa que todo se ha ejecutado de acuerdo al proyecto
El libro es también un libro de visitas, y hay jurisprudencia en que se ha condenado a Arquitectos por haber presentado a visar al Colegio un Libro de Órdenes en blanco.

Otra práctica habitual, sobretodo en obras de una cierta entidad, es complementar el Libro de Órdenes con las Actas de Obra, que se levantan cada visita y recogen de manera más exhaustiva todo lo que la DF y el Constructor acuerdan. Se pueden adjuntar a la entrega del libro al colegio en el momento de realizar el certificado final de obra.

También conozco casos ( demasiados....) en que el Libro se ha perdido, no está en la Obra. Qué se debería hacer? Pienso que lo más adecuado sería solicitar un nuevo Libro en el Colegio y abrirlo con la diligencia de que fulanito ha extraviado el Libro, motivo por el cual se inicia uno nuevo, en el que se deberá reseñar lo reflejado en el anterior, ya que una copia de cada una de las hojas del Libro ( numeradas) debe quedar en poder del Arquitecto director.

Cuáles son vuestras experiencias en torno al libro de órdenes? os animo a que dejéis vuestros comentarios!

Enlaces:





Libro interesante:


La responsabilidad del Arquitecto en la LOE


De Pedro J. Femenía López



Seguir leyendo →